• Inteligencia de Negocios Atalaya

Nuevos hallazgos y perspectivas sobre la evolución del coronavirus en el mundo y en México

Hace 2 semanas publicamos la situación y evolución del coronavirus en el mundo, con el fin de tener elementos para considerar escenarios de su impacto a nivel mundial y en el país (https://bit.ly/2JcwpjQ).


Creemos importante actualizar dicha publicación, y aclarar algunos aspectos que hemos identificado que no permiten tener una lectura clara del punto donde nos encontramos.


0. Hasta dónde usar la información y qué limitaciones tiene


Como anotamos hace 2 semanas, por lo nuevo del fenómeno, lo heterogéneo de los procesos de registro y actuación de cada país, lo largo del periodo de incubación de la enfermedad, así como los diferentes grados de preparación de los sistemas de salud, veamos "películas" con muchas variaciones: países donde la tasa de letalidad es del 12%, mientras en otros es de menos del 1%; países donde el comportamiento fue casi estático por un mes, mientras que otros tuvieron curvas más aceleradas; países donde pasaron semanas desde la primera detección hasta el primer fallecido, hasta países donde el primer caso detectado fue por su fallecimiento.


Cuando en un análisis estadístico se tienen estas condiciones, se pueden obtener conclusiones generales y parámetros de referencia para la toma de decisiones siempre y cuando se use información "agregada" (o más acumulada); sin embargo, puede llevar con facilidad a conclusiones equivocadas si se busca "desagregar" o pulverizar dicha información para algunos análisis, como es el comparativo de resultados en estados vecinos de la frontera de 2 países, o de las regiones dentro de un mismo país. Si se encuentran grandes diferencias, la conclusión es que alguno de los lados está equivocado o mintiendo, cuando en realidad estaríamos mas bien exigiendo demasiado a un sistema de información inmaduro e impreciso. En muchos casos se estima que hay una subestimación de 10 veces o más en el número de casos reales contra lo reportado.


En esta publicación nos centraremos más a lo primero: entender algunas conclusiones generales y tener marcos de referencia para proyectar el corto plazo, con el fin de apoyarle en una toma de decisiones que quite mucho del ruido mediático y emocional que provoca esta situación en todos nosotros.


1. Sigue siendo un fenómeno en crecimiento a nivel mundial...


El número de casos totales sigue creciendo diario, de tal forma que el número de casos confirmados "activos" (casos confirmados totales - recuperados - fallecidos) sigue creciendo.


Dentro de este escenario complicado, vemos una buena noticia: el crecimiento de casos activos se ha reducido a un crecimiento diario de un dígito...sí, lejos de un estado ideal, pero es una clara señal de desaceleración.


2. ...pero a ritmos muy distintos de expansión por país


Hace 2 semanas que escribimos sobre este tema, el número total de casos confirmados era de menos de 340,000 personas, mientras que hace 4 días se superó el millón; dicho de otra forma, el número total de casos ahora es 3.8 veces mayor al de hace 2 semanas; por supuesto, esta dinámica de crecimiento es muy variable en cada país, como consecuencia de cuándo comenzó, las medidas tomadas en cada país, su perfil sociodemográfico, etc. Presentamos el crecimiento de los 10 países que ahora conforman el 80% de casos confirmados en el mundo:

Esto lleva a la revisión de la evolución que han tenido los casos de "éxito", los que están cerca de serlo, y los "epicentros" actuales y futuros.


3. Casos de "éxito"


Hace 2 semanas definimos así a los países que habían logrado dar vuelta a la curva de casos activos (disminución diaria). En ese momento sólo eran China y Corea del Sur (que inclusive salió de la lista de los que conforman el 80% de los casos confirmados en el mundo). Austria parece ser otro caso de éxito: aparentemente lograron su pico hace un par de días, y acaban de anunciar el inicio de reapertura de la actividad comercial en una semana (primer país europeo, https://bit.ly/2UP0H2X)


En medios, suelen referirse como otros casos de éxito Japón y Suecia; esa concepción está más en función de tener una situación "controlada" con bajos ritmos de expansión y menos impacto económico, aunque son países que no están aún cerca de comenzar a dar vuelta a la curva, e inclusive, están entrando a estados de más emergencia, como Japón. Por ello nos mantenemos con la definición de "exito" en términos de comenzar con la reducción de casos activos.


4. Casos en mejora


Desde hace 2 semanas mencionamos 4 casos: Italia, España, Alemania y Francia. Aunque los primeros 2 son los países que ocupan gran parte de los encabezados por su dura situación y crecimiento de número de fallecidos, dan señales de clara desaceleración y siguen muy cerca de lograr vencer la curva, aunque está llevando demasiado tiempo y desgaste personal. De estos 4, posiblemente España sea al que le lleve más tiempo.


Esto nos lleva a otra conclusión relevante: mientras que los mejores casos lograron comenzar a reducir el número de casos en un lapso entre 40 y 50 días, este otro grupo parece que lo logrará en más de 75 días, lo que va dando parámetros de cómo esperar que se comporte esta curva a futuro en otros países.


5. Epicentros


Hace 2 semanas mencionábamos que tanto Estados Unidos como Reino Unido comenzarían a entrar en sus peores momentos. En efecto, son de los países con más casos que más han crecido activos en las últimas 2 semanas; pero a esta lista se agregó aceleradamente Turquía, un país que ocupa menos espacio en los medios, pero que está pasando por momentos complicados.


Una buena noticia que encontramos es que Estados Unidos tuvo ayer el primer día con crecimiento de sólo 1 dígito; esperamos que esto se mantenga. Sin embargo, deja ver un tercer nivel de desempeño de países: aquellos que les va a llevar cerca de 3 meses el comenzar a disminuir el número de casos activos.


6. México


Es muy cuestionada la precisión de la información generada por las autoridades del país; sin embargo, como comentamos al inicio, este es un tema común en la gran mayoría de países. Es natural que por historias de gobiernos pasados y el actual, podamos dudar de la calidad de esta información, además de que el uso a favor o en contra que le dan diversos actores al mismo conjunto de datos crea confusión. Sin embargo, resaltaremos 3 puntos que nos parecen relevantes para proyectar qué podemos esperar:


  • Después de un crecimiento acelerado en los primeros días posteriores a la detección del primer caso, el crecimiento se ha desacelerado ligeramente en las últimas 2 semanas. Si bien, esto puede generar suspicacias, también puede ser un primer efecto de las decisiones tomadas por la sociedad de concluir clases presenciales hace 3 semanas más otras acciones de aislamiento voluntario previas a las determinadas por el gobierno federal

  • Las tasas de crecimiento diario de casos activos sigue siendo de doble dígito, mas bien cercanas al 20%. Ayer nos encontrábamos en el día 38 después de detectado el primer caso. Tomando esta referencia, en el mejor de los casos estaremos viendo la reducción de casos con un perfil más parecido al de Italia, España, Francia y Alemania que al de los mejores casos (China, Corea del Sur y Austria). Esto quiere decir que falta un mes para estar en ese punto. En un escenario peor, nos pareceremos más a la curva de Estados Unidos, con lo que faltaría casi 2 meses para comenzar la reducción

  • La tasa de letalidad está entre 4% y 5%. Está muy lejos de los casos de éxito, que se encuentran alrededor del 1%, y nos pone mas bien cerca del nivel que tenía Italia cuando se encontraba alrededor del día 40 después de detectado el primer caso, además de estar muy por arriba de España en ese mismo momento. Puede ser una consecuencia del perfil de diversos problemas de salud que tenemos como sociedad. Estos datos nos colocan con más cercanía a los casos donde la tasa de letalidad fue de más del 10%. Esperemos que no lleguemos a ese nivel en las próximas 4 semanas


Como conclusión, las cifras oficiales para el caso de México pintan un perfil preocupante para el corto plazo (próximas 4 semanas), a pesar de la desacreditación que se le da a dichas cifras. Por supuesto, esto cambia día con día, y la noticia de un tratamiento eficaz para los síntomas daría el vuelco a la situación. Si tomamos las referencias actuales, podemos identificar que no somos un caso extraordinario, distintos a otros países, por lo que hay que planear al día de hoy sobre escenarios donde la curva de casos activos siga creciendo en un lapso de mes a mes y medio, y hasta después de eso se podría comenzar a pensar en medidas de reactivación de la vida económica del país.


408 vistas