top of page

Mejora tus procesos organizacionales en 7 pasos

Actualizado: 8 jun 2023

Para lograr mejoras de procesos en las organizaciones, es fundamental seguir un enfoque sistemático y estructurado. A continuación, se presentan los pasos clave que las organizaciones pueden seguir:

  1. Identificar los procesos clave: En primer lugar, es importante que se identifiquen los procesos clave que tienen un impacto significativo en el rendimiento y los resultados de la organización. Estos procesos suelen estar relacionados con la creación de valor para los clientes o tener un alto potencial de mejora.

  2. Analizar los procesos existentes: Se debe realizar un análisis detallado de los procesos existentes, con el objetivo de identificar puntos problemáticos, ineficiencias, cuellos de botella y posibles riesgos. Esto se puede lograr mediante la recopilación de datos (técnica conocida como process mining, ya que a través de data mining permite leer con mucha precisión las “rutas” que siguen en realidad los procesos en la empresa), la observación directa, entrevistas con el personal y el uso de técnicas como el mapeo de procesos.

  3. Establecer metas y objetivos claros: Es necesario definir metas y objetivos claros para las mejoras de procesos. Estas metas deben ser específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un límite de tiempo definido. Por ejemplo, se podría establecer la meta de aumentar la eficiencia en un 20% en un plazo de seis meses.

  4. Diseñar el proceso mejorado: Utilizando los datos y las conclusiones obtenidas del análisis de los procesos existentes, así como una visión transversal de las operaciones (evitar los silos funcionales) se diseña un proceso que aborde las áreas de mejora identificadas. Esto implica eliminar actividades innecesarias, simplificar y estandarizar los pasos, y buscar formas de automatizar o agilizar el proceso.

  5. Implementar las mejoras: Se deben implementar las mejoras en los procesos rediseñados. Esto puede implicar la capacitación del personal, la actualización de herramientas y tecnologías, y una comunicación efectiva de los cambios a todos los involucrados. Es importante asegurarse de que todas las partes interesadas estén al tanto de los cambios y se comprometan con su implementación.

  6. Medir y monitorear el rendimiento: Se deben establecer indicadores clave de rendimiento (KPIs) para medir el impacto de las mejoras en los procesos. Esto puede incluir métricas como el tiempo de ciclo, la productividad, la calidad, el costo y la satisfacción del cliente, entre otros. Se debe monitorear regularmente el rendimiento y realizar ajustes si es necesario.

  7. Mejora continua: La mejora de procesos es un proceso continuo y no un evento único. Es importante fomentar una cultura de mejora continua en la organización, donde se anime a los empleados a identificar y proponer mejoras, se realicen revisiones periódicas de los procesos y se implementen acciones correctivas en caso de desviaciones.

Al seguir estos pasos, las organizaciones pueden lograr mejoras significativas en sus procesos, lo que les permitirá ser más eficientes, competitivas y adaptarse a los cambios del entorno empresarial.


La mejora de procesos se convierte en un factor clave para el éxito y el crecimiento sostenible de las organizaciones en el mercado actual. Descubre cómo podemos ayudarte a impulsar tu negocio a través de análisis y diseños que mejoran la eficiencia y eficacia de tus procesos. ¡Contacta a Inteligencia de Negocios Atalaya hoy!

Teléfono: 442 732 1011

contacto@atalaya.info

Información recuperada de https://asana.com

11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page