top of page

Gestión eficiente de la cadena de suministro y logística

La gestión eficiente de la cadena de suministro y logística se ha convertido en un factor crítico para el éxito y la resiliencia de las organizaciones. La gestión de la cadena de suministro (Supply Chain Management, SCM) es mucho más que un proceso logístico; es un engranaje estratégico que integra flujos físicos, financieros e informativos para garantizar que las demandas de bienes y servicios sean cubiertas de manera efectiva. En este artículo, exploraremos los elementos clave de la gestión de la cadena de suministro y cómo una estrategia eficiente puede impulsar el rendimiento y mitigar riesgos.


Desglosando la gestión de la cadena de suministro

La gestión de la cadena de suministro abarca una serie de elementos interconectados que trabajan en conjunto para mantener la fluidez y la eficiencia en todas las etapas del proceso:

  1. Abastecimiento y Aprovisionamiento: Garantizar que los recursos necesarios estén disponibles para cumplir con la demanda.

  2. Planificación de la Cadena de Suministro: Comprende la planificación de la producción, previsión de la demanda, modelado de la red y optimización de suministro y demanda.

  3. Transporte: Incluye la gestión de movimientos transfronterizos, importación y exportación, con especial atención al comercio global.

  4. Almacenamiento y Distribución: Desde la recepción hasta la expedición del inventario, asegurando la entrega puntual y eficiente.

  5. Fabricación: Algunas organizaciones incluyen la producción como parte de su cadena de suministro.

  6. Operaciones de Almacenaje: Garantizar que los procesos de almacenamiento sean eficientes y efectivos.

  7. Servicios: Incluye atención posventa, devoluciones, reparaciones y mejoras de productos físicos y digitales.


Mitigación de riesgos en la cadena de suministro


La gestión de riesgos es esencial en la cadena de suministro, dado que está sujeta a diversos factores, tanto internos como externos. Cambios operativos, mano de obra, cambios sociodemográficos y preocupaciones medioambientales pueden afectar el rendimiento y la sostenibilidad. La volatilidad, acentuada por la pandemia, ha resaltado la importancia de la resiliencia y la agilidad en la gestión de la cadena de suministro. De modelos “justo-a-tiempo", se incorporan modelos que consideren factores de seguridad para absorber la variabilidad.


Reduciendo el tamaño del “blanco” de riesgo


Una aproximación más eficiente para la gestión de la cadena de suministro implica reducir el "tamaño de blanco de riesgo" al minimizar las áreas vulnerables. Esto signifique que las zonas expuestas a riesgo sean menores ajustando el modelo de la cadena de suministro. Hacerlo permite disminuir en gran medida la exposición a disrupciones y permitir que las organizaciones respondan de manera más efectiva a los cambios. Gartner aboga por esta perspectiva, afirmando que las cadenas de suministro que adoptan este enfoque pueden enfrentar significativamente menos disrupciones que aquellas enfocadas únicamente en la respuesta a incidentes.


En el mundo actual, las organizaciones deben anticipar y responder de manera ágil a los desafíos cambiantes del entorno empresarial. La gestión eficiente de la cadena de suministro no solo asegura que las operaciones fluyan sin problemas, sino que también aumenta la resiliencia de la organización frente a interrupciones. Al optimizar cada etapa de la cadena de suministro y reducir el tamaño del objetivo de riesgo, las empresas pueden lograr una mayor agilidad y estar mejor preparadas para enfrentar cualquier desafío que surja en el camino hacia el éxito sostenible.


Contacta a Inteligencia de Negocios Atalaya hoy mismo y descubre cómo nuestros modelos y enfoque a procesos pueden ayudarte a mejorar tu gestión de la cadena de suministro. Llámanos al: 442 732 1011

Escríbenos a: contacto@atalaya.info

  

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page