El poder que tienen los datos en la toma de decisiones en los negocios

Debido a la amplia comprensión que proporciona sobre el consumidor y la operativa del negocio. Esto agiliza la toma de decisiones, que ya se produce al instante, a fin de detectar deficiencias, oportunidades y reaccionar o anticiparse a las demandas del mercado.


“Da a las organizaciones un conocimiento mucho más profundo del cliente (gustos, qué hace y cómo interactúa en la web, blog o redes sociales) para definir productos y servicios personalizados”, afirma José Casado, director del máster en Business Analytics and Big Data de IE Business School

De ahí que ahora sea un recurso más a disposición de las empresas, como los económicos y humanos, señala Núria Agell, directora del departamento de operaciones, innovación y ciencia de datos de ESADE.

“Es el nuevo recurso natural y se plantean equivalencias con el petróleo, por ser un activo estratégico, pero que hay que saber extraer, refinar y utilizar, como la gasolina en el transporte, para que produzca el efecto deseado”, apunta Wolfram Rozas, director del programa ejecutivo en Big Data and Business Analytics de EOI y responsable de desarrollo de negocio de IBM.


Por eso “la gestión basada en evidencias se está comenzando a extender como práctica en el management. Ahí, el big data desempeña un papel fundamental, por eso escuelas de negocios como la nuestra consideramos imprescindible ofrecer este tipo de formación para las empresas”, asegura Alex Rayón, director del programa de Big Data de Deusto Business School.


Todos están de acuerdo en que el primer reto es garantizar la privacidad. Y una vez superada la parte legislativa se establecen otras dos problemáticas. La primera, “gobernar esos datos y tener claro el caso de uso”, señalan en EOI.


Se trata de procesar una información muy fragmentada para establecer patrones, correlaciones… “Separar el grano de la paja”, concreta López Zafra, de CUNEF, para extraer la información más relevante. Pero también para evitar confusiones, visiones parciales, bloqueo de decisiones, desconexión entre departamentos y análisis sesgados y muy costosos. “Es un medio y no un fin”, concluyen en el CEF.


El segundo hándicap es la falta de profesionales cualificados. Las empresas deben crear un equipo multifacético, donde sean igual de indispensable un científico (que aplica en los análisis modelos matemáticos y estadísticos), un arquitecto (responsable de construir el sistema y sus interrelaciones con las fuentes, procesos y operativa del negocio) y un ingeniero de datos (encargado de que la tecnología funcione).


En Inteligencia de Negocios Atalaya hemos desarrollado diversos modelos para implementar realmente una cultura de toma de decisiones basada en datos.

Contáctanos:

Teléfono: 442 690 2133

contacto@atalaya.info


Información recuperada de https://cincodias.elpais.com


10 visualizaciones0 comentarios