top of page

7 tipos de asesorías: ¿Cuál necesita tu negocio?

Las asesorías son servicios profesionales que ofrecen una amplia variedad de especializaciones, desde financiera, contable y fiscal hasta administrativa, informática y jurídica. Estas son contratadas por empresas de cualquier tamaño, start-ups y autónomos para la resolución de temas puntuales o para la prestación de servicios integrales. En este artículo, abordaremos los diferentes tipos de asesorías y la forma en que los profesionales pueden ayudar a mejorar los procesos de negocios.


Tipos de asesorías:

  • La asesoría financiera: es una de las más populares y suele contratarse por empresas y autónomos para optimizar los recursos de sus negocios. Esta asesoría se encarga de evaluar el desempeño financiero de la empresa, e identificar oportunidades en torno al crecimiento, rentabilidad y liquidez.

  • La contable: El asesor contable se encarga de todo lo relacionado con la contabilidad de una empresa, como el libro mayor, los balances, las cuentas de resultados y otros. Esta es una asesoría básica para cualquier empresa, ya que le permitirá tener un control de sus finanzas. Un punto fundamental de esta asesoría es que el contador conozca la naturaleza del modelo de la empresa, más que su giro, ya que podrá haber criterios de registro distintos si se trata de una empresa que opera por proyectos, o una que produce, o una que comercializa. Cuidar este punto hará que la primera asesoría sea aún más efectiva.



  • La asesoría laboral: El asesor laboral se encarga de que la empresa siga los lineamientos legales en tono a contrataciones, despidos, la planificación de trámites y demás obligaciones asociadas a la relación laboral con un colaborador. Esta asesoría es indispensable para cumplir con la ley en materia laboral y para mantener un ambiente sano en el trabajo.

  • La administrativa: Esta asesoría se encarga de poner orden en la documentación de los procesos clave de la empresa. Va asociado al control de versiones y difusión de dichos procesos, a los procesos de mejora continua, y a una eventual certificación de dichos procesos.

  • La asesoría fiscal: Los asesores fiscales son los encargados de ayudar a las empresas a cumplir con sus obligaciones tributarias, es decir, a pagar los impuestos en tiempo y forma. Esta asesoría es fundamental para las buenas prácticas corporativas de una organización.

  • La asesoría informática: En estos tiempos de tecnologías de avanzada, la asesoría informática se ha vuelto fundamental para obtener el máximo rendimiento de los equipos de la empresa. Esta asesoría es esencial para aquellos que quieran lograr ventajas competitivas a través de la integración de tecnología en sus modelos de negocio, así como para los que necesiten aumentar la eficiencia de sus procesos.

  • Los asesores jurídicos: son los que resuelven los problemas legales de una empresa. Esta asesoría es esencial para aquellos que necesiten estar al día con todos los aspectos legales que conlleva un negocio (contratos con terceras partes, cumplimiento de la regulación corporativa, atención a conflictos, etc.).

En conclusión, las asesorías son una herramienta importante para la vida de las empresas. Tener un profesional especializado en el área en la que se necesite ayuda es una de las mejores formas de aumentar la productividad, la eficiencia y la rentabilidad de un negocio. Por eso, muchas empresas contratan asesorías de todo tipo para tener una mejor gestión de sus procesos.


Algunos objetivos comunes son mejorar la calidad, la productividad, el servicio al cliente, la imagen de la empresa y sus resultados financieros. Tenemos experiencia en varias de estas asesorías, y alianzas para complementar nuestro conocimiento en el resto de ellas. Contáctanos.

Teléfono: 442 732 1011

contacto@atalaya.info


Información recuperada de https://www.anfix.com

7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page