Presupuesto de una empresa: qué es y cómo hacerlo

Un presupuesto es una herramienta fundamental para programar el uso e identificar el origen de los recursos financieros de la empresa.


Un presupuesto integral considera los elementos para la operación cotidiana (también conocido como OPEX, por Operating Expenses), las inversiones de activos (conocido como CAPEX, por Capital Expenditures) y los gastos asociados a la implementación de la estrategia (STRATEX, por Strategic Expenditures). Los 3 son relevantes para conocer cómo integrarlos y cómo gestionarlos, considerando el corto, mediano y largo plazo de la empresa.


Para desarrollarlo, es importante partir de la estimación de ventas, tanto en pesos como en volúmenes, considerando la mezcla de lo vendido. Mientras más detallado sea este ejercicio, se tendrán mejores fundamentos para el resto de los elementos a presupuestar (estructura organizacional y procesos, así como sus gastos derivados, activos requeridos, proyectos estratégicos para fortalecer el crecimiento y rentabilidad de la empresa, etc.)



Posterior a la definición, se vuelve fundamental evaluar su ejecución real, para identificar oportunamente sobre o subejercicios, con el fin de ajustar, así como para tener claridad de las decisiones a tomar ante cambios sobre el contexto real y el planeado (cambios en precios por inflación, volúmenes de ventas no logrados, procesos que no logran los fines deseados).


Esta herramienta da una visión integral, proactiva y estratégica para la gestión de la empresa. Permite evaluar eficiencias, eficacias, y da elementos para que las decisiones de ajustes a los gastos tengan un sentido claro de negocio. Tenemos mucha experiencia en estos procesos para empresas de distintos giros. Contáctanos para saber cómo apoyarte.

Teléfono: 442 732 1011

contacto@atalaya.info


Información recuperada dehttps://blog.hubspot.es

4 visualizaciones0 comentarios