• Inteligencia de Negocios Atalaya

Las malas señales del mercado laboral

Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México, publicó hoy en su cuenta de Twitter (@JonathanHeath54) una tabla muy reveladora sobre la evolución de la ocupación en el país durante los meses de la crisis empujada por la pandemia (ver aquí).


La noticia "positiva" es que de los casi 12.5 millones de personas que perdieron su ocupación en abril, 6.5 millones ya están ocupados. De primera vista, pareciera que ya se tiene más de la mitad del camino andado en la recuperación del empleo. Sin embargo, el detalle de esta información muestra una situación con diversas señales de alerta:

  • Esta "recuperación" es de gente con empleo informal, el más frágil de todos (sin contrato, sin seguridad social, o autoempleo)

  • El empleo formal no se ha recuperado; de hecho, ha empeorado ligeramente de la pérdida de 2 millones que tuvo en abril, ya que a julio son 2.3 millones de posiciones perdidas

Analizando los datos del ENOE en su nueva edición, se pueden identificara los factores detrás de estos resultados. Los números muestran que el mercado laboral no ha logrado generar la suficiente recuperación de puestos en las empresas; por lo tanto, la gente se ha autoempleado en grandes cantidades (3.3 millones de personas), mayoritariamente en el sector comercial.


Otra señal negativa es que las empresas no han logrado sostener la generación de empleo. En junio, ante la reapertura de diversas actividades, se recuperaron 2.7 millones de empleos; sin embargo, en julio se perdió la inercia y se volvieron a perder casi 400,000 posiciones. Esto refleja lo frágil del entorno económico.


En resumen, vemos una ocupación de subsistencia, muy lejano a un mercado laboral sano.