Gestión financiera: actividades y hábitos que harán a su empresa exitosa

La clave para la supervivencia de las empresas es saber administrar y organizar las finanzas en el largo plazo. No se trata solo de llevar bien los números, se requiere una capacidad analítica y destreza para tomar decisiones estratégicas adecuadas.


El objetivo principal de la administración de las finanzas es maximizar el patrimonio de una empresa mediante la obtención de recursos por medio de aportaciones de capital u obtención de créditos, así como su correcto manejo y aplicación.


Generalmente en las PyMEs el que lleva el mando de las finanzas es una sola persona, lo anterior es correcto cuando la empresa va iniciando operaciones, posteriormente se recomienda tener un administrador financiero con experiencia para que aporte control y organización en las finanzas.


Estas son algunas actividades importantes que el administrador financiero lleva a cabo:

  • Presupuestos

  • Predicción financiera

  • Manejo de efectivo

  • Manejo de crédito

  • Análisis de inversión

Una vez que la empresa crece, para llevar un buen control, será necesario contar con un gestor financiero que tendrá la tarea de lograr un buen control y gestión adecuada en cada uno de los puntos presentados con anterioridad. Esta gestión te ayudará a manejar de forma óptima los recursos y permitirá tomar las decisiones estratégicas adecuadas para ser competitivos ante otras empresas.



A continuación, les compartimos e hábitos que realizan empresas exitosas:


1. Dentro de su plantilla de colaboradores, se debe contar con un administrador financiero, que será responsable de tomar decisiones financieras y realizar buenas inversiones.

2. Analizar los índices financieros, con ello, se podrá medir los aspectos económicos clave de la empresa. Los más importantes son la rentabilidad económica y financiera, generar flujo de caja y autonomía de la empresa.

3. Analizar los estados financieros periódicamente permitirá monitorear el dinero del negocio y así poder compararlo con periodos pasados. Con ello conseguirás que la empresa tenga una estructura financiera equilibrada que te permitirá tomar mejores decisiones.

4. Estar atentos a oportunidades de financiación, lo cual permitirá invertir y crecer el negocio. Para ello, hay que estar preparado con información financiera, ya que es la carta de presentación ante las entidades financieras o posibles inversores.

5. Contar con un fondo de emergencia, el monto depende del tamaño y las actividades de su empresa. Por lo regular se recomienda tener el equivalente a 3 meses de gastos de operación cómo reserva, y debe estar alojado en un instrumento financiero que de ganancias.

No detengas tu crecimiento, una buena administración financiera te ayudará a cumplir tus metas y objetivos a corto y mediano plazo, y para ello, asegúrate que lo realice un experto. En Inteligencia de Negocios Atalaya hemos ayudado a decenas de empresas a contar con una buena gestión financiera, contáctanos hoy, tenemos una solución personalizada para tu empresa.

¡Contáctanos!

Teléfono: 442 732 1011

contacto@atalaya.info


14 visualizaciones0 comentarios