El empleo, fuerte en la industria, débil en los servicios y comercio.

Se publicaron las cifras de ocupación de febrero. Comparado con el mes anterior, se tuvo un fuerte crecimiento de casi 900,000 personas más trabajando para empresas.


El crecimiento ocurrió en el sector secundario (construcción y manufacturas), con muy buenas cifras en ambos casos; la contraparte está en el sector terciario, ya que los servicios profesionales tuvieron una gran caída en el número de empleados, seguido por comercio, que también tuvo una contracción, aunque menor.


Esto confirma el perfil de recuperación que se da en los sectores económicos del país: un sector industrial con mejor perfil que los servicios y el consumo.