• Inteligencia de Negocios Atalaya

Una contracción más generalizada


La semana pasada se confirmó la contracción de la economía al arranque del año si se mide su cambio respecto al cuarto trimestre del 2018 con cifras desestacionalizadas. Este modelo de medición es el usado para el cálculo de la dinámica económica en EUA.

Con este criterio, para tener una recesión se tiene que juntar un segundo trimestre consecutivo con contracción. Del 2015 al 2018 hubo otros 3 trimestres que tuvieron contracción en distintos momentos, pero no se juntaron con un segundo.

Sin embargo, hay una señal preocupante en el resultado de este primer trimestre respecto a las otras contracciones recientes: el número de sectores que mostraron contracción. De un total de 20 grandes actividades económicas, 13 se contrajeron, un número significativamente mayor al de los otros trimestres, como se ve en la gráfica.

Para mayores análisis que te permitan tomar mejores decisiones en tu empresa, escríbenos a contacto@atalaya.info. Con gusto te atenderemos

Otro dato que llama la atención es la contracción de 2 sectores que habían liderado el crecimiento en los años previos: la información en medios masivos y el sector financiero. Aunque hay otros sectores que mantienen dinamismo de crecimiento, tienen tasas mucho menores a las que tenían estos sectores en los años más recientes.

En conjunto, tenemos señales que dejan ver la complejidad para pensar que el segundo trimestre retomará el rumbo del crecimiento, aunque sea ligero. Será fundamental mantener el monitoreo de los resultados de los principales sectores económicos con cifras de abril y meses sucesivos para identificar si será posible evitar la recesión. Las estructuras muestran que no será fácil.

#PIB #recesión #economía #contracción

8 vistas